Gotitas de Historia.

Se extinguía el año del señor de 1609 en la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de León, fundada en 1523-1524, por el Capitán Francisco Hernández de Córdoba, a orillas del Lago Xolotlán, junto al poblado indígena Imabite, a la sombra del volcán Momotombo, Capital de la Republica de Nicaragua, cuando los vecinos fueron alarmados por los retumbos del imponente vulcano.

Los subsiguientes días experimentaron una furia telúrica creciente que impaciento tanto a bestias como a humanos, puesto que se les antojaba como la escatología final. "Es castigo de Nuestro Señor, que maldice la tierra que se abrió para recibir la sangre de Mons. Valdivieso (primer Obispo asesinado – martirizado- en tierras americanas)”. Y cual nuevo pueblo exódico, presididos por las imágenes de Jesús crucificado y de la Madre del Señor, emprendieron, el 18 de enero de 1610, presurosa hégira que finaliza el 20 de ese mismo mes y año, con la fundación de la nueva ciudad en la actual ubicación.

Como signo de real cambio, el nombre de la ciudad – león – ya no va a hacer referencia a las legiones romanas (legionensis), como la peninsular que le ofrece el homónimo, sino a la fuerza, nobleza y realeza del rey de los animales (leonesis), cuya interpretación perdura a la fecha.

El Portal de 1610 hace referencia directa a esta refundación y se ofrece como “puerta” para el conocimiento y disfrute de nuestras realidades: étnicas, culturales, artísticas y religiosas.

Humberto J. Valladares García.

Propietario fundador.

 Hotel El Portal de 1610 ® 2014 | Síguenos en